sábado, 29 de noviembre de 2008

Qué veranito se viene...!

¡Qué calor que hace, los ánimos parecen hervir por ello!

Este verano va a ser impresionante, tanto por el calor extra-ordinario, como por lo que significa para mí esta transición 2008-2009, Colegio-Facultad.

Mi madre me preguntaba si estaba segura de lo que elegí. Abogacía, ja.

¿Cómo puedo estar segura? No sé qué cambios habrá en mi vida, no sé cómo voy a conducirme por ella (espero que 'correctamente', o como yo creo que debe ser sin joderle mucho al resto).
Tampoco sé que aprenderé en la carrera (espero que cosas útiles) o cómo terminaré trabajando, porque la idea de tramitar divorcios o contratos o no sé, no me copa mucho; sin embargo, algo relacionado ('relacionado', que vaga) a los 'derechos humanos', luchas por grupos sociales que estan siendo tratados de manera injusta, romperle las bolas al sistema para que sea más equitativo, para que no olvide a sus otros hijos...

"No sueñes tanto-me dijo- no seas tan soberbia (además) ni creas en cosas tan grandes. No quiero que cambies (tampoco quise cambiar madre; nunca hubiese querido crecer pero...) o que termines arruinandote la vida..."
No, no estoy segura de lo que estoy haciendo y tengo muchísimo miedo.
Y le doy la razón en muchos aspectos.

Ultimamente, no me gusta lo que ando haciendo.


Tengo miedo de:
  • Arrepentirme de mi elección.
  • No encontrar un trabajo que me guste.
  • Cambiar mucho y terminar siendo una persona que ahora, con 18 años, sería capaz de detestar (que visto y considerando cómo suelo ser, no es imposible)
  • ...

Ahora que los veo escritos, los miedo no son tantos. Y son bien pavotes, y es de estas pavadas que se compone la vida, el día a día.
Y pavadas, con cariño, porque no son cosas 'graves', de vida o muerte, de dolor y desesperación y aaaggghh.



Si me dieran a elegir, pediría más tiempo ( a quién?) para estar tranquila, en el limbo, un tiempo más.

No quiero crecer, no quiero pensar; y ya es hora de que deje de lado esos caprichos y .

domingo, 9 de noviembre de 2008

You’ve got to get yourself together
You’ve got stuck in a moment and now you can’t get out of it
Don’t say that later will be better now you’re stuck in a moment




And you can’t get out of it













-¿Me odias?
-No todavía.









And if the night runs over
And if the day won’t last
And if your way should falter
Along the stony pass
It’s just a moment
This time will pass.


miércoles, 29 de octubre de 2008

Pasa el tiempo....

Y no lo digo sólo por mí.

No es la primera vez que me pasa.
Pero no deja de sorprenderme.




Mi primera gran decepción, fue con Nito Mestre.

Verlo jovencito, melenudo, cantando en Sui Generis con Charly.

Lo vi y me dije "Que bello ser!".






























Entro a Googlear su nombre, por supuesto,
para encontrar fotos y deleitarme
y me aparece este señorcito.

Mentalmente saco las cuentas. Es lógico, era un pibe en los 70 y ahora...

Un viejito simpaticón, buen músico, claro.

Pero yo buscaba fotos de él porque además me parecía lindo.

Pero está viejito, y me recuerda a un abuelito, y todavía no me gustan los abuelitos.
Chau Nito.









Lo de hoy fue peor, porque yo estaba preparada para encontrar a un tipo grande, sino viejo, pero no justamente a este tipo, que me resulta familiar de algunas propagandas.

Terminé de ver "La noche de los lápices".
El actor del personaje Pablo Díaz me parecía en exceso tierno,
y por más banal que sea mi comentario en comparación con la seriedad de la peli,
también me parecía muy lindo.

Lo Googlée.
Esta es la única foto buena de él que encontré, siendo jovencito.
Lindo, me recuerda a uno que trabajó en la novela "Costumbres Argentinas", el que era hermano de Tomás Fonzi.

Rafa, se llamaba.




Y sigo mirando fotos.






Y me entero que este actor, llamado Alejo García Pintos es

actualmente



este personaje de "Casi ángeles".



No, no miro esta novela argentina, porque no me parece para nada interesante y podría decir muchas cosas negativas de ella.


Pero es sorprendente cómo pasa el tiempo, y cómo cambian físicamente estas personas.
Claro, comentario tonto, seguramente cambian en todo sentido, pero lo chocante es "conocerlos" en imágenes de su juventud, bellos, luego verlos y sólo atinar a decir "epa, y claro, pasaron 20 años..."

Otros actores que quizá alguien quiera googlear para comparar los cambios:

  • Patricio Schiavone, actuó en Chiquititas 1998. Tenía el cabello largo y los ojos claros. Encontré una foto de él con cabello corto, y ya no me parecía tan lindo...No sé si siguió actuando, por lo menos no me enteré de nada protagónico o comercial.
  • Ezequiel Cavia, actor de la peli "Rapado". Lo pude ver en un especial "diez años después de Rapado", o algo así. Y el pibe que se rapaba creció, ya no era el mismo chico sencillo que escuchaba un CASETTE de 'estrella roja' o que paseaba por ahí con su moto... Y meparece que también había perdido ese encanto que tanto me llamó la atención en esta peli.



No sé nombrar otras grandes decepciones del paso del tiempo, pero sé de uno que aunque envejezca sigue siendo sexy y sensual.






jueves, 23 de octubre de 2008

....


Y me fui encerrando más y más en mí...
Y me fui cansando de sentir....

No le busques una explicación

Es mi día fatalista,

No preguntes,
yo sólo quiero dormir una eternidad

Y soñar un nuevo despertar




Todo el mundo está buscando algo

Algo que nos libere de prejuicio y frustración

Que nos contagie el virus De sembrar buena intención



Nuestro brillo se extingue...
Somos como caballos
Que mueren potros
sin galopar



A brillar, mi amor
,
Vamos a brillar





Este es un rejunte de frases de canciones que hicieron los chicos de Attaque 77.
Es increíble escuchar tus propios pensamientos, abstractos, en sus voces y entre sus histéricas guitarras...Decir "flaco, ¡¡¡me entendés!!!"


ya ya ya, llega la mitad de la tableta.


L

sábado, 11 de octubre de 2008

Reflejos.





cuando comencé a escribir esto, lo hice porque hace rato no escribía nada como un cuentito. y no hace mucho, un pajarito golpeó en mi ventana y se fue.
Cuando estaba por la mitad del cuento, y ya planeaba el final, recordé que... una vez sucedió algo así en mi casa, sin tanto sentimiento y tanta trama.
Habrá sido, hace un par de años, o más, un gorrioncito rescatado de algún lugar, en una jaula.


bueno, shhh, ahí va.





-ese reflejo de luz en medio de la pared de la casa, un batir de alas similar al mío... ¿será, acaso, un compañero que se acerca?, un cielo detrás de él, me acerco y él parece mirarme y acercarse, somos tan iguales, somos tan lo mismo.... ya casi podemos tocarnos, acelero mi vuelo y.-


El pájaro chocó de lleno contra la ventana, como tantos otros que en ciertas horas del día ven el reflejo del cielo en las ventanas. Esto sucede cuando la luz del interior de la casa es menor a la que hay en el exterior, y esto casi siempre es así. Abrimos todas las ventanas o prendemos todas las luces, pero no podemos igualar la iluminación del exterior; y quedamos tristes en nuestras penumbras de fluorescentes, deseando un poco de sol, deseando hacer luz.

El pájaro se vio engañado con su propio reflejo. Se golpeó contra el vidrio de la pieza del niño, cayó al patio que estaba diseñado para almuerzos con toda la gran y empolvada familia y fiestas elegantes, pero que no tenía como objetivo ser patio de juegos, lugar de recreación, espacio verde y personal para deleite de los habitantes. Un patio llanamente verde, con cuidadísimas e insulsas flores. Con el ruido, el niño se despertó de la siesta; es un crimen dormir cuando el día está tan hermoso y se es tan joven. Esto lo sabemos bien, es uno de esos saberes innatos, intuitivos. Se calzó las zapatillas y fue corriendo al patio dispuesto a averiguar qué lo había despertado.

Encontró el cuerpecito justo bajo su ventana. No se animaba a tocarlo, no estaba acostumbrado a estar en contacto con animales, y ya lo imaginaba muerto o muy herido, y en cualquier caso no sabría qué hacer. Estuvo observándolo por espacio de unos minutos, absorto, contemplando los colores de sus plumas, imaginando la frágil estructura ósea (recordando los huesitos del pollo que tanto le gustaba comer). El pecho del pajarito todavía se movía, levemente, pero demostraba su debilidad, cada movimiento era tenue y lento. El niño consideraba que el pájaro era un frágil muñeco de cristal cubierto de plumas, herido, roto, en su patio donde nunca nada se rompía porque nunca se jugaba con nada.

Cuando las cosas se rompen...
Y esto también lo sabemos bien, no vuelven a ser las mismas de antes. Sobraban las experiencias anteriores de juguetes desarmados o quebrados. Llamó con gritos desesperados a su madre, a su padre, confiando en ellos para poder repararlo, curarlo, volverlo a la vida.
El niño setía la abismal diferencia entre un juguete roto y un pájaro herido.

Papá lo levantó con un trapo, lo puso en una caja y se fue. Mamá quedó tratando de calmar al niño desconsolado, qué decirle, qué ofrecerle, qué darle para que no llore. Se sentaron en el patio, en un sector de sombras, y se quedaron juntos hasta que las sombras se distorsionaron y cubrieron toda la casa.

Papá regresó cuando la luna estaba brillante y completamente redonda sobre sus cabezas. El niño ya no lloraba, sollozaba junto a la madre que nunca antes lo había visto tan triste, innalcanzable en su tristeza. La madre también había llorado.

Volvió en una jaula. Volvió con el ala rota (irreparable). Volvió asustado, volvió sin entender qué, porqué...
El niño sólo lo miraba, mientras los padres hablaban. Sentía, otra vez sólo sentía, que el pájaro estaba incómodo y tan triste como él había estado. Pero estaba vivo, y eso era lo más importante.


Pasaron meses, en los cuales el pájaro entendió, comprendió con su inteligencia animal, que el niño era su amigo. Era él quien le daba de comer y quien se quedaba mirándolo, tratando de comunicarse de una particular manera. Casi no le hablaba, pero se notaba cada día que se esforzaba más y más por acercarse a su pequeño huésped.

El niño crecía en responsabilidades y madurez. Hizo del patio su lugar, llevaba a su pájaro en su jaula y a sus juguetes o tareas, los ponía sobre la mesa de las grandes comidas, y juntos volvían a ver cómo se distorsionaban las sombras. No venían otros pájaros, quizá por el niño, quizá porque no había árboles en el patio y las insulsas flores no los convencían; esto ponía tristes a ambos. Cuando la luna aparecía, el niño entraba a la casa. La jaula quedaba colgada afuera, protegida por un trapo,el pájaro se veía protegido de los primeros rayos del sol que alguna vez supo disfrutar.

El ala no sanó, el pájaro se acostumbró a su vida enjaulada, a su amigo silencioso de mirada penetrante, los padres aceptaron las peticiones del niño que ya dejaba de ser un niño (una jaula más grande, quizá un compañero). El tiempo pasó, y el niño a pesar de crecer no descuidó al pájaro, no se olvidó de él ni un solo día.




-*Acá Termina, para los que gusten de Finales Felices*-

*-Acá empieza el Final Triste-*



Las fiestas familiares no se suspendieron, el patio tenía que ser arreglado y dispuesto para recibir a los distinguidos tíos y las notables tías, y a un montón más de viejos que venían a pasear sus rencores y hacer desfilar sus pobres felicidades de joyas y autos. Los padres no podían descuidar a la familia, y la familia tenía estas clásicas y tontas celebraciones. El niño, que ya era un joven y tenía una sombra de varón sobre el labio superior, no gustaba de estas reuniones, pero igualmente asistía. Ocultaba la jaula en su habitación, donde él creía que estaría seguro.

Una noche de estas fiestas, la jaula fue colocada junto a la ventana. El joven notó que el pájaro no estaba somnoliento, como era habitual a esa hora. Lo miró un largo rato, y pensó que quizá debiera dejar la luz encendida, como si el pájaro fuese un niño con miedo de la oscuridad. Prendió una lámpara, sonrió al pájaro que lo miraba fijamente y que de haber podido, hubiese sonreído; y se fue a sumarse a la esplendorosa fiesta en su patio.



La oscuridad de la noche apenas se veía ilmuinada por las luces de la fiesta de abajo. El cielo estaba oscuro y sin estrellas, las copas de los árboles vecinos formaban un telón de sombras que se veían por la ventana. Y la lámpara, casi junto a la jaula, reflejaba las formas de la habitación en el vidrio.

El pájaro se vio reflejado.
Habían pasado tantos años desde la última vez que vio a alguno similar a él.
Asomó el pico a través de los barrotes, batió las alas como no lo hacía desde hace mucho. Notó que el otro también estaba enjaulado, y que batía las alas, y que asomaba el pico, y que se esforzaba por alcanzarlo. Y el esfuerzo era mutuo, más se esforzaba él, más se esforzaba el otro. Esta situación de esfuerzo por alcanzarse lo reconfortaba, le daba fuerzas para luchar y luchar, tratando de salir por los estrechos barrotes.

- Si salgo, llegaré a él, si me esfuerzo un poco podré estar a su lado. Aunque cueste, aunque duela, aunque deba dejar mi ala inútil y varias plumas de mi cola, mi cuerpo tiene que salir de acá, tengo que llegar junto a él. El niño podrá comprender, fue un buen amigo, una compañía apreciable, un gran guardián, pero no tiene alas y no entiende lo que es volar, lo sencilla que podría ser mi felicidad de sol y viento. Y la vida enjaulada, de rutina y facilidad, las mismas sombras en la tarde, las mismas luces de la mañana, el mismo lugar siempre, siempre lo mismo. Alguien como yo entederá quees necesario el vuelo, la incertidumbre, el peligro. Alguien como yo, alguien como él, que asoma ya su cabeza, y duele tanto, pero quizá sea necesario también el dolor paraalcanzarlo.-

Los barrotes eran muy estrechos, pero el pájaro no dejó de esforzarse por salir.










viernes, 26 de septiembre de 2008


Volver a vivir
pequeños placeres, como reencontrándonos
con una parte de nosotros
que ni nosotros recordamos
que existe.

Una parte que es sin
importarle ser,
sin importarnos que sea.



Yo quiero viajar un poco más lejos
de lo que puedo llegar,
consciente y sujeta a mi cuerpo.



Quisiera confesarte que
ahora comprendo tu tropiezo para eludir la realidad
y me alegro que tengas nuevos motivos para soñar
y nuevas musas para tu inspiración.


Hay que aprender a aprovechar la Soledad metafísica,
psíquica, intramaterial, íntima y personal....
(Acá, dónde nadie entra, acá, solo, dentro en elpecho, dedo en la sien)


Ahí, aprovechar esa desnudez
para brillar llanamente.

domingo, 21 de septiembre de 2008

no exagero si juro que las amo
y que les agradezco todo,

y me quedo sin palabras.

martes, 16 de septiembre de 2008

Cuando pareciera que más necesitamos compartir cosas, esas cosas son más repugnantes e indescriptibles, y las personas a las que confiaríamos la vida no nos pueden entender, y callamos y dejamos que se pudra adentro. Porque no es fácil explicar lo mal que me siento, y no hay razones, y de nuevo a lo mismo, la repetida catarsis.


No quiero ir al colegio, no quiero salir de mi casa, ni siquiera de mi cama, no quiero salir a bailar o a escuchar a alguna banda, no quiero estar acá pero no tengo ganas de viajar, y hoy ni ganas de hablar con nadie de nadie. No quiero bordar más, no quiero tocar esta noche, no quiero que llegue el otro lunes, no quiero vivir otro día ( no así) y morirme sería muy pajero, y un total desperdicio de juventud y oportunidades, que lástima.

Me peino sin espejo, le invento sonrisas a las melodías, trato de no llorar frente a nadie, me digo que me quieren y aman y adoran y que todo va a estar bien en menos de una semana, porque ya nos conocemos mariaeugenita, todo pasa rápido. Cuando todo mejore, todo esto será tontito. Para variar.

Pero hay un gusto amargo, una espinita en el alma, una sensación terrible que no se va...

Ya pensé acerca de la soledad.

Es irremediable, está presente en los planos másíntimos. ¿Quién llegará hasta el fodo del jardín sin quejarse, sin ignorar ninguna flor o hierba, quién detendrá su mirada en nuestro tesoros camuflados?. Guardamos muchas cosas, y no se puede hacer nada para compartirlas. Ya no es un problema del emisor o receptor, el mensaje en sí está codificado en nuestra sangre, en nuestras arrugas, en nuestros granos y pelos y uñas. Codificado a nuestra manera.
Entonces, por afuera te doy la mano, pero hay tesoros y basuras interiores que no te puedo mostrar. Y ahí, sola, vagando como condenada a revivir y recordar pequeñas alegrías y tristezas.

Soledad, me resigné a ser tu compañera en ese jardín interior, porque nadi llegará a nosotros.

(¿o acao alguien vería esa plaza como yo, con ese maravilloso y complejo muchacho,como lo ví yo?¿o acaso alguien podría sentir el roce de su arrugada mano, como lo sentí yo, llorar por la desesperación que me innundó en esos momentos mortales?¿quién podría estar conmigo en el corredor moteado de sombras, en mis tiempos infantiles, y probar el mate con edulcorante y cáscara de naranja que tanto extraño ahora?¿ y quién entenderá la felicidad -pequeñita, celeste- que nació hace ya 8 años, que me hace decirme que soy fuerte y grande y maternal con motivos?)

Y soledad, si te hablo en plural es para disimular un poco mi devastador singular.


La soledad interna no es el drama. Y tengo un maravilloso mundo, y gente que me quiere (me lo digo como un mantra, no caer por ellos), y todo lo hermoso de siempre.

Pero nadie me extraña esta noche, ni me extrañará mañana. No de una manera especial, si falto o viajo o me pierdo, volveré y mi ausencia no existió.

Yo quiero que alguien me extrañe, siempre, y es tan tonto pedir, rogar eso, cuando estoy en mi peor momento, imbancable, horrible, insoportable, repulsiva...

sábado, 6 de septiembre de 2008

Será el frío, sí,
será que sólo es por el frío...



que se cuela hasta lo más profundo.

miércoles, 27 de agosto de 2008

Oye, querido Aliocha: en el siglo dieciocho hubo un pecador que dijo: Si Dieu n'existait pas, il faudrait l’inventer. En efecto, es el hombre el que ha inventado a Dios. Lo asombroso es, no que Dios exista, sino que esta idea de la necesidad de Dios acuda al espíritu de un animal perverso y feroz como el hombre. Es una idea santa, conmovedora, llena de sagacidad y que hace gran honor al hombre. En lo que a mí concierne, ya hace tiempo que he dejado de preguntarme si es Dios el que ha creado al hombre o el hombre el que ha creado a Dios.

he decidido no intentar comprender a Dios.


(Los Hermanos Karamazov
Fiodor Mijail Dostoievski)






Entiéndase por Dios a.... (tema aparte).

-Cuando me saturan mis tonterías terrenales (¡qué insoportable puedo ser!) tengo que irme al techo a ver el cielo, o prestar atención a una historia ajena, o dejarme llevar por una melodía, o soñar algo bizarro y retorcido, y entonces ...es como que se minimiza todo y ...-

-Anestesia para el alma-

jueves, 21 de agosto de 2008

-sin titulo I-

Es que las relaciones humanas son tan complicada, no cuesta tanto entender a un cuco matando pichones ajenos para ubicar los suyos, o una pareja de zorrillos copulando para la preservación de la especie, o quien te dice, la mantis asesina luego de copular.

Y las personas, nos llenamos la boca con palabras de paz y solidaridad, juramos ser siempre nobles y amarnos eternamente, o sino proferimos nuestro odio en estruendosos insultos. Y el tiempo, como un río que arrastra nuestras almas por su cauce (muy ajeno a nuestro deseos de permanecer quietos), y las 'circunstancias' (que palabrita!) nos demuestran que las cosas cambian.

Cambiaste!, ¡Cómo te creció el pelo y el bigote!, y el bolsito, ¿no lo tenés más?, ¿cómo!?¿vos haciendo eso?!si siempre decias que nunca...
Etc. cosa de viejos que alguna vez fueron jóvenes, o de jóvenes como yo que nos tentamos en imaginar lo que será ser grande.

Imaginar con vértigo, claro, imaginar al borde del llanto y la desesperación.

Y ver la realidad, puf despertar y ver el cielo estrellado en mi vida sobre mi y todo, lo bueno y malo, y decir "pero, TODAvÍA! no es momento de sentirse mal".


Al fin, y al cabo, termino siempre refugiada bajo las sábanas, tratando de dormir (ya sea con los ojos hinchados de llorar, o el cansacio de tanta alegría) y nunca está todo mal en mis sueños, soy tan libre ahí, tan feliz a veces.

lunes, 18 de agosto de 2008


Yo sé, yo sé que acaso...
entiendes el lenguaje del cielo...

Las horas caen,
llevándose esta vez,
todo lo que el viento me habló...
la soledad no habrá de cambiar,
mi querer esta vez oh !

Niño precioso,
que no entiende nada ya,
cuando apareces,
tu energía es tan diáfana...
escóndeme antes de que mire el mundo...

Yo sé,
yo sé que acaso...
entiendes el lenguaje del cielo...



El lenguaje del cielo
L.A.Spinetta
(yo quiero tener este tipo de códigos con alguien)

domingo, 17 de agosto de 2008


Cuando la cancelación de tus salidas, y el desgano por ir a juntarte con otras personas se vuelven rutina, y eso antes no era así, algo está, evidentemente, cambiando. Para mejor o peor, es difícil saberlo, impreciso como todo; pero sin duda están sucediendo metamorfosis en distintos aspectos.

Y masticar historias ajenas, cansadísima de que las propias no tengan un desarrollo interesante (ideas subjetivas, cierto); y tratar de pintar imágenes que no se pueden traducir a colores y formas, y...


Sin duda, los Domingos son tristes, el fin del ocio, la previa a la semana nueva... pero este domingo que tiene un Lunes feriado, no está tan mal... Es un Domingo-sandwich en casa, entre un sábado en casa y un lunes, en casa también.

Y no tengo ganas de no estar acá, tampoco me encanta estar golpeándome contra las paredes y contemplando las sombras que mutan por la casa(según se mueva el sol que apenas alumbra a través de las nubes grises)



Pero menos ganas tengo de andar por ahí, sola.
Más vale, guardar la soledad en soledad.

Hasta que se calme, hasta que se normalice y se calme y se vuelva a resignar a ser, en esencia y completamente, soledad.

jueves, 14 de agosto de 2008

When this old world
starts getting me down
And people is just too much
for me to face

I climb way up to the top of the stairs
And all my cares just drift right into space


On the roof it's peaceful as can be.

And there, the world below can't bother me.



...And if this world
starts getting you down

There's room enough for two.




Up on the roof
Everything is all right.

martes, 12 de agosto de 2008


¿Sabés que tengo este sabor amargo en la boca, ultimamente?
Será por callar tantas cosas, porque me doy cuenta de no se pueden decir.
Y no son, no te equivoques, no son las dulces palabras de un amor -si se gusta de la exageración-no correspondido, tampoco son las mundanas preocupaciones, los adolescentes dolores, los calambres y retorcijones de esta alma que crece y envejece.

Callo pequeñeces, de tan pequeñas que son, de tan poca importancia que le da el mundo.
Mis tesoritos, como mis joyas, como mis placeres... singulares, extravagantes, tan propios e íntimos, tan míos que me canso de no poder compartirlos.
(un poco por el miedo a que me los roben, además, sinceramente)


Pequeñas cosas, eh. Nada grave. No quiero ignorarlas, las tendré que guardar y dibujar y escribir. Retazos de este tiempo, mi yo de ahora hablando al futuro, gritando al yo que seré en unos años, ya las pequeñas cosas olvidadas.

("Por no tener con quién hablar, he acabado por no tener qué decir"... Jamás, hablaré con mi sombra de ser necesario, aunque claro...)


¿Con quién comparto el resplandor? ¿A quién le muestro las infecciones de mis pequeñas tristezas? (observad, leves mutilaciones, apenas perceptibles) ¿Y el sonido, el sonido dibujado en el aire, los colores que emana una nota cualquiera, una tierna ondita sonora surcando el aire y llegando a mí?

Y me encuentro de nuevo hablándome sola, porque hace años es así. Cada vez, las personas estan más lejos, más lejos de esto que siento.

Y no sé si será mejor o pero, 'lo que restringes en vos queda dentro y te envenena' , no quiero más veneno en mí...
Pero otra no queda, debo enumerar estas pequeñeces, darles color, hacerlas rimas... plasmarlas, expresarlas en algún lugar para que ... algún día, futuro y quizá lejano, sea yo de nuevo quien las revisa y las vuelva a sentir y las valore, así como ahora lo hago, como sólo yo lo hago.

martes, 5 de agosto de 2008


Tu felicidad es tan simple, sencilla, pura, tan espontánea y natural, que dudo que sea la felicidad que todos perseguimos.

Seguramente es la felicidad con la que todos nacemos(la de reírse por ruidos tontos y maravillarse con objetos sin importancia) y a la que sin querer terminamos abandonando.

La felicidad de una caricia, de un poco de sol, de un humilde abrigo cuando hace frío y de la luna en noches de calor; y quién me niega que en todo eso no estará quizá Dios o el mismo sentido de esta insignificante vida.
Y tu simpleza me maravilla, como tantas otras nimiedades y grandezas de este mundo, y como tantas otras veces detengo el tiempo un momento y te admiro, chiquita ante vos, chiquita ante tu felicidad.

(y que nadie me entienda, ya poco me importa)

martes, 29 de julio de 2008

Dejo esta “emo-grafía” de lo que hoy sentí, del suave arrullo en el que me sumerge el conocimiento de tu existencia y el contacto con ella.

Como si fueras luz o lluvia, como si fueras un suave viento, una tierna melodía permanente e inconstante; tal como sos, apareciéndote cuando te busco y dándome alegría.

Alegría, esa palabra está de la mano de tu imagen.

Apareciste una noche de marzo, hace años. No te puedo ni quiero arrancarte de mí. Esto cambió tanto, ya no es el adolescente enamoramiento de hace unos años; ahora es el deseo desesperado de una amistad. Te estoy eligiendo, te reclamo, como amigo.

Un amigo es mil veces más valioso que otra relación, que otra relación entre individuos que no sean de la misma familia. Te quiero tener cerca, y confiarte mi vida, y pasear despreocupados, y evitar esos silencios, y señalar mis faltas y que asientas con argumentos; y soñar juntos y estar juntos y compartir.

Vos me traes paz y esperanza, me hacés sentir bien, me encanta perderme en conversaciones con vos. Ya no me das el abrazo de antes (alguno de esos pocos abrazos) pero me gusta verte como otro laberinto mental, como otro complicado ser lleno de ideas y sueños disecados, sentir tu tristeza y tu silencio (“tu silencio de estrellas”) y esperar, procurar, pretender, que confíes en mí…

Si fuéramos estrellas, nuestras órbitas se cruzaron alguna vez, y hoy sólo deseo que tu ruta no sea muy lejana a la mía. Tu luz, una compañía.


Pretender más cosas es ingenuo (muy ingenuo), pretender una relación eterna, o algo que nunca se acabe y que siempre sea grata…No, sólo quiero saber de vos y señalarte en mi vida como un punto importante, quizá por lo que se produce en mí por tu culpa.

Fuiste importante, no hay vuelta que darle. Hoy quiero que ocupes un lugar, pequeño si querés, pero estable y cómodo, en mi vida.

Me queda el gusto amargo de tus silencios, no sueño que esto sea recíproco pero…
Pero quizá si, sea eso lo que sueñe aunque no quiera admitirlo ni confesarlo,
quizá quiero que me busques vos y me digas…
No que me necesitas, pero sí que tenés ganas de verme y de charlar.

Es tan desesperado, pero me faltás vos, me falta alguien como vos… Tengo amigos, y gracias a la vida por ellos, tengo todo para ser feliz, pero te necesito como cable a tierra, necesito tus palabras y tus oídos y alguna que otra copada discusión. Tu sabiduría, tu luz, tus errores, tus experiencias, tus ideas, tus sensaciones, tu pasado, tu presente lejano, tu borroso futuro… Necesítote.


Seamos amigos, seamos como hermanos, no deseo más.

.-
No sabría definir qué es una casualidad.

¿Cómo titular el hecho de encontrarlo, justo ya nos íbamos?

Su abrazo espontáneo. Su gracia, su risa. Su luz, su propia luz que se difumina con sus bromas.

Ya crecerá, ya se encaminará y será… distinto.Y no, ojalá que sea como es ahora, ojalá que no se marchite. Como nosotros.

Se fue la confusión. Es otro hermano.

Amigo, él. Amiga, me dice.


Sí, yo misma lo dije, eso es lo más valioso que me puede decir y que me puede dar: una sencilla amistad...Cadena de ideas, seamos todos amigos, y es lo mejor que podemos hacer los unos por los otros.


No desperdiciemos más las horas. Bah, no debo marchitarlas yo, ya basta de confusiones y manchas de un pasado fantasma, de un futuro que no se perfila y que invento o deseo, y basta basta de decir basta.

Respirar hondo, y buscar que la alegría tenga palabras que no sean quejas ni lamentos ni atragantados susurros; hoy somos tan jóvenes y lindos; hoy, tan puros….

Hoy nadie nos toca ni nos mancha, hoy caminamos bajo las estrellas y las deseamos, y las tocamos y nos las regalamos. Hoy nos perdemos entre el follaje y somos una melodía, y vamos con el viento y somos luz o lluvia, hoy somos tan hermosos todos con nuestros defectos -ya- a cuestas pero por dentro, tan puros, confundidamente tan felices.

Hoy, somos amigos, somos casi hermanos.

lunes, 28 de julio de 2008

Convengamos que no sé hasta que punto es real el sentimiento y hasta qué punto es mero recurso literario, digamos, una musa improvisada.
Al verte y sentirte lo sabremos, por ahora, te advierto (bah, para que?!) que tengo además otras alegrías.
Quizá te alegre saber que ya no sos la privilegiada, puf.

jueves, 17 de julio de 2008

¿Qué es extrañar?

Te extraño; decir eso es admitir y confesar que te necesito. Extraño.
Anormal. Te extraño. ¿ Te soy anormal, me sos anormal, me es anormal estar sin vos?...

¿Quiero que estar sin vos sea una situación anormal?

Te extraño es palpar tu ausencia.
Decir, dar por sentado, que hay un vacío, un silencio constante, un espacio que tiene tu nombre y tu aroma, y no estás. Y lo noto. Veo que no estás, deseo que estés.
No se llena con otra cosa, son horas tristes, ideas que no cierran porque vos le darías el punto final...tu persona sería el punto final. Basta de pensar.

No se extraña solamente estando lejos e incomunicados, callados y con mucha distancia de por medio, con otras cosas que interfieren en la rutina.

Se extraña cuando hay distancia espiritual, sombras, misterios, se extraña cuando se quiere hallar el origen de la luz ajena, y al mismo tiempo se desea mostrar la propia. Extender la mano, decir "acá estoy, me ves?"...y no encontrar respuesta. Esperar una, saber que puede llegar. Alguna vez, llegó.

Desear que llegue.

Compartir y extrañar, si tuviera que situarlos en una figura que represente su relación, no serían contrarios ni hermanos. Pero en este caso, mi caso, los encuentro relacionados.

Compartir es alegría; extrañar está de la mano de la tristeza, o ni tanto, quizá menos fatalista pero sí lleno de sensaciones...
En mi caso, están ligados. Extrañar el compartir... Y no poder compartir esta angustia de extrañar.
Extraño compartir momentos con vos, extraño ser lo fui estando distraída a tu lado.

Extrañar. También, es como admitir que algo es anormal.

Ojala fuera anormal tu ausencia, ojalá pudiera decir que mis días te tienen presente.
Quiero tocar tu alma y que toques la mía, y que vos también un día puedas decir que me extrañas.





miércoles, 9 de julio de 2008

Yo tengo mis balbuceos mentales, que me atacan cuando estoy desprevenida y me dictan estas cosas.

Hoy tengo una pequeña alegría, frágil e ingenua.
Chiquita, vestida de celeste y con melodías en su voz.

Hoy esa alegría me sonríe y me dice que la inventé un día para no sentirme tan sola, para que me acompañe en mis eternos paseos inútiles. Me reprocha mi egoísmo, me dice que será siempre pequeña y celeste porque no la ayudo a crecer, porque no la saco de mis ilusiones...

Ella no sabe que nació de un accidente entre mis deseos y una sonrisa, y cierta confianza ilusoria la fue amamantando...Ella no puede entender que soy tan cobarde que no me animo a enfrentarme a la realidad, y que si la mantengo conmigo es por el miedo a que la lastimen si sale de mis fantasías. Dulces fantasías, en las que la arropo y le canto canciones viejas, y no la dejo crecer porque temo que se desvanezca.

No sabe a dónde vino a parar. De a poco nos vamos conociendo. Yo le hago mi carta de presentación, para que no se sorprenda, para que no se asuste en vano.
Siempre, afortunadamente, tengo mis aventuras reales, cómicas e inusuales que recuerdo con sorpresa y cariño con el correr del tiempo...
tengo mis aventuras imaginarias, que me sirven como base para reflexionar y cuestionar-me...
mis aventuras del futuro, que me aterrorizan porque me superan, superan mi tiempo y mi comprensión...

Tengo sueños copados que me gusta contar, fantasías diurnas que por pudor nunca comento, imaginación en exceso de la que me siento esclava...Tengo silencio inoportuno frente a las personas con las que más querría hablar, y con otros tengo la manía de hablar de más...

Mi silencio, frente al detonador de mi alegría. Mi silencio tonto y cobarde, y la alegría agazapada observando todo, aterrorizada sin saber porqué...

Soy una buena persona, aunque a veces actúe mal...

Mal, pero sin maldad; mal porque las cosas pudieron salir mejor...hay cosas que pueden huir de nuestras manos sin que podamos retenerlas, y luego sólo queda la opción de las disculpas y las enmiendas, 'por algó será', y rogar por que el tiempo cure los errores y ayude a cicatrizar esas costras que parecen no irse nunca...


Soy activa cuando tengo ganas, pero la mayor parte del tiempo estoy perezosamente imaginando mil cosas... si tengo ganas, puedo pintarte la vida durante media hora,
escribirte desordenadamente acerca de cualquier cosa,
contarte mis ideas confusas, mis historias graciosas,
escuchar, admirar, mirar y recordar...
luego me aburro, no puedo aguantarme mucho así,
tan en continuo movimiento parejo,
y quiero hacer otra cosa
para luego aburrirme de mí y de mi mente,
y hacer otra cosa más...

La alegría lo sabe, me acompaña en estos momentos.

Puedo quedar quieta de golpe, como si hubiese habido un choque inesperado;
mirando detenidamente lo que soy
y morir de a poco, de alguna manera, turbando mi rostro y expresando así que no estoy bien,
que hay algo en desquilibrio adentro mío
querer matarme, morirme,
un poco más cada vez que lo pienso...
renaciendo, siempre, renaciendo de los cadáveres de ideas tontas, dejándolos como recuerdo.
Tengo un museo de sueños rotos y tontitos, que me sonríen desde las paredes, sus ojos ya sin vida.

El alma del alma de mi persona es tan fuerte que supera cualquier contrariedad que yo pueda imponerle. Siempre termino bien, siempre encuentro un rayo de sol que me hace recordar que nada es eterno, que nada está mal, que todo sigue su curso y qué lindo día che.


Veo la vida, a veces, como si estuviese en una nube
y veo que todos somos diminutos seres que transcurren sus días,
y veo que desde arriba no es tan importante lo que suceda en la vida de esos seres,
sino cómo se sienten esas criaturitas, cómo está el equilibrio entre su ser y el mundo,
como testigo improvisado busco notar ese equilibrio, en las más pequeñas cosas que desde arriba veo, para que la obra sea perfecta...o a lo sumo, agradable...

En esos momentos, veo todo como si no fuera yo, como si fuera una inocente alma contemplando la vida de otros, un Dios testigo, inútil y sin poder, pero con la bendición de no formar parte del mundo y de la esencia y de la variada mescolanza... Ser la excepción, fuera de cualquier montón.

Ser única y sólo contemplar todo como si... como si yo no fuera yo.


Pero...otras veces me sumerjo en mí, me busco por dentro e intento hallarme tal cual soy,
entro de lleno en eso que sería "la vida de Maru", todo mi pasado y presente,
mirándome frente al espejo y escuchándome en silencio;
y en esos momentos es tan importante todo lo que me pasa...
cada nimiedad, cada pequeña tristeza, cada motivo para no estar bien dentro mío es un muro o un monstruo, dentro mío todo es tan confuso, y es esa sensación de pequeñez ante mi otra parte la que me hunde en lágrimas y me invita a quejarme mucho y mucho por tan poca cosa, y resulta difícil definir lo que me apena.
Y no hay nada que me calme cuando estoy así, necesito entonces derrumbar esos muro o domar a esos monstruos, necesito hablarme y escucharme, pelearme y castigarme; para luego, por supuesto, terminar abrazándome y comprendiéndome.
Solo yo puedo hacerlo, que tanto.


Y otras veces, por suerte, por chiste quizá de alguna divinidad, puedo mirar todo como se debe ver...

La realidad que escapa a las reglas y leyes, que saltea los límites y parece burlarse en silencio...
puedo entender que todos los seres estamos bajo el mismo cielo -CIELO. puedo imaginar su relación conmigo;yo pequeño ser mirándolo, él indiferente a mi existencia- imaginar lo que sería vivir como un animal -la idea que el animal puede tener de nosotros, el todo visto desde la inocencia y la lógica instintiva-; imaginar lo que sería ser otra persona -y desde ahí volver a ver el mundo, elevada y sumergida de nuevo, aleatoriamente, ver a esta loca que escribe sin razón-...

imaginar que logro reunir sólo un pequeño exponente de cada faceta de la vida
una foto de cada zona, un pedazo de cada realidad...un sentimiento prestado...
un reflejo de cada uno, de cada cosa, de algo que no sea yo...
algo de algo, algo de un dios...
y tratando de unir todo eso, algo dentro mío empieza a llorar pero desbordado de alegría...
la alegría de haber comprendido que...

de haber comprendido que estoy lejos de comprenderlo, lejos, muy lejos.

Pero aunque sea lo intento, intento que esto no sea sólo un transcurrir
sino, algo, un poco más...

Un eco perdido entre la gente, uno más de entre tantos, porque no logro curarme de esa fantasía de querer ser única, de no ser una más.
En caso de que no pueda superar eso, quiero marcar una diferencia, ser el límite entre alguna cosa, pero conservar mi equilibrio...

Escuché que el dolor de una persona vale por el dolor de toda la humanidad.
Y escuché tantas cosas, y sé que a pocos puede interesarle tanta catarsis en mis escritos.

A veces, cuando termino de escribir cosas como ésta, siento que no soy la protagonista de mi vida, sino que doy cuerda a sta maquinaria y me dedico a contemplarla, como un testigo, un espectador.

Necia y tontita, vamos a vivir, vamos con la alegría que se quiere fortalecer.




viernes, 27 de junio de 2008

FELIZ CUMPLE


FELIZ CUMPLE CHAPA!!!



¿QUÉ DECIRTE BOLUDO?

Tanto años y el tiempo no cambió ni arruinó nuestra relación...
La mejoró, y se profundizó, y creo que a ESTAS alturas sos indispensable en mi vida
(aunque a veces estemos lejanos y no nos veamos mucho y casi no hablemos).

Sos EL PRIMERO (varoncito) al que llamo si me siento mal.
Y te cuento entre mis más mejores amigos.
Te ganaste ese lugar sin buscarlo.

Yo sé, vos sabés, de que en caso de que tengamos un problema
o algo lindo que contar,
o simples ganas de charlar,
o para llorar por algo triste,
o para reír por pavadas...
el otro estará diponible
y se acercará para ayudar
(como hiciste cuando yo estaba mal, me viniste a visitar para escuchar mis quejas de siempre)

Te adoro con el alma Chapa, y espero que estemos siempre juntos de alguna u otra manera...





Si bien estas fotos no salieron como esperaba...
La idea se entiende.
:)



Ya no sé qué decirte, pero sabés lo muchísimo que te quiero, lo mucho que te agradezco por tantos consejos y silencios para escucharme; te agradezco por ser diferente al resto y bancarte mates o caminatas disparatadas, hablar de cosas confusas frente a un fogón hasta las cinco de la mañana, ser un loco del monte con ansias de libertad y buen amigo que está para mí y para mucho más...


no es lo mejor que te pude haber escrito pero es lo que me salio ahora

y con prisa, me voy a vivir un poco
te deseo lo mejor de lo mejor
te agradezco por muchas cosas que ni vale mencionar (se hace largo esto)

te veo mañana

(te amo como amigo ♥)

sábado, 14 de junio de 2008

Humildad.


En silencio, pido perdón a todos por complicarlo todo siempre, dándole mil vueltas a las cosas más simples y haciendo sentir mal a los que se preocupan por mí...
Soy tan pero tan pavota, que me da gracia y ganas de llorar. En silencio, es suficiente castigo y purgación.


Etapas, es tan lindo el progreso, mirar el pasado y saber que se está mejor, mejor en todo sentido.
Te invito a mi jardín y verás que florecieron las semillas a las que no le tenía . Hoy tienen flores,hoy son fuertes. Hoy me asombran y alegran.



El Despertar:
-Sostuve su manito adormecida, lo conduje por las escaleras y los pasillos; lo arropé para que no tenga frío; cuando se acostó y cerró los ojos, lo besé. Lo dormido, pequeño e indefenso, y soñando como yo supe soñar y como espero volver a soñar...
Dejé de pensar tonterías, dejé de repente de preocuparme por pavadas.
Lo besé porque podía besarlo, porque mi beso y mi preocupación lo tocan aún dormido. Salí a la calle, sentí el frío y no pude hacer otra cosa que mezclar todo, como me gusta mezclar, como sé que debe ser la vida...Mixta. Lo verdadero y las fantasías, y esas exageraciones.

Pavota-me susurré-.

Pero motivos tengo para hacer lo que hago, para llorar como lo hago. No se puede traducir a palabras tantas ideas y sensaciones confusas, pero tampoco es para contaminarme en vano.

Ya está
Debo fortalecerme, debo proteger a los que quiero de eso que no me gusta de mí.

Lo malo en mí, una de las tantas cosas, es que me cuesta comprender los motivos ajenos, soy tan egoísta y tan cerrada... Me cuesta tanto sentirme bien, me cuesta tanto valorar lo verdadero... Me cuesta reír en serio... No puedo desconectar mi mente, y muchas veces recurro a absurdas fantasías para evadir la realidad, solamente porque en las fantasías tengo todo el poder y en la realidad prefiero estar al costado. Deseo muchas cosas y no me movilizo ni por la mitad de ellas. Miro como pasa el tiempo y siempre me prometo que "desde el lunes...".
Y miles de lunes y lunas pasaron, y todo sigue "igual" pero tan diferente...

No estoy orgullosa;
no puedo ni quiero cambiar ciertas cosas; y otras cosas, me superan, soy débil aunque anhelo fortaleza.

Lo peor de todo es mi incapacidad de aislar y aislarme; esto por un lado, lo otro por el otro. No, todo junto, siempre, mezclándose como las acuarelas diluidas en la paleta
. A veces se forman colores horribles.


(aunque la idea de belleza, ¡tan imprecisa, tan subjetiva, tan tan relativa!)

Tanto delirio.
Por dentro y fuera, secando el llanto silencioso y disipando las sombras.
El delirio y el absurdo, factores comunes desde hace años en muchos de mis pensamientos.
(pero algo me hace sentir que eso, justamente, no es lo malo)

Luego de despertar y disipar la niebla de mis ojos, sonreí.
Pavota-me susurré-.
Me dio sueño y me dormí pensando en una ilusión...
melódica y pictórica. Hermosa.
("algo me aleja, algo me acerca a ...")

.-
Y luego como siempre que supero esas espontáneas crisis, llega la alegría y la actitud positiva.
Ciclotimia INCREIBLE.

Tengo todo para ser feliz; pero no quiero sólo eso, así tan simple, sino difundir y transmitir esta felicidad, dar un poco de calidez a quien verdaderamente se encuentra en gélidas penumbras, ser yo como la estrella con su ley interna y no enojarme con las hojas esclavas del viento... sólo me falta voluntad, sólo me falta algo que me reprenda interiormente cuando sienta caer...
...

Me reconozco tan tonta y tan egoísta y mil cosas más; espero poder mejorar y así, cada día, superarme, hasta el cosmos...Lo mínimo que puedo hacer ahora es entenderme y cuidar a la gente de mi peor faceta.

jueves, 12 de junio de 2008

(bittersweet)

No puedo estar conforme con lo que hice, no me siento orgullosa y no quiero seguir raspando esa costra...
Pero fue lo mejor, será lo mejor; animarse a seguir esas locas ideas, esas tontas referencias...
Repercutiendo.
Manchando todo. Artísticamente y sin delantal ni pincel.

Falta el futuro, allá se notaran los cambios si los hay.

Finalmente entiendo esto de crecer-madurar-cambiar, lo entiendo sola, adentro de mí, como creí que sería el entender algo así...
Por dentro y en soledad.
Pax Animae.


Que se yo, esto es como hacer burbujas de detergente, en un dia nublado, a punto de llover. Así.
:)

martes, 3 de junio de 2008

Si hay algo que me hace muy bien...

...y revoluciona todo, todo, todo lo que me rodea; y me hace pensar y sentir con fuerza, como ninguna otra cosa de las que me tocan el alma a lo largo de cualquier día; y me abraza a pesar de toda la frialdad y distancia...


Es tu presencia llegando a mí... Son tus palabras, son tus elaboradas ideas, son tus sombras que se dibujan en mi tiempo, son tus vagos recuerdos y la constante afirmación de que estás en algún lado y a veces pensando en mí.

Eso me llena y me expande el pecho, y lloro y río de sólo darme cuenta de que sos tan único que no podría reemplazarte...




Seamos buenos amigos. Seamos como hermanos.

Necesito tanto, tanto tanto mucho mucho, tu luz.

lunes, 2 de junio de 2008


Lejos de todo lo que me hace mal.

Lejos de esos pensamientos, lejos de esa parte odiosa de mí.

Lejos del absurdo... Dentro de él.






(sin aparatos; luego de 1 año, 10 meses, y 9 días)

sábado, 31 de mayo de 2008

viernes, 30 de mayo de 2008

Me cansé de verme reflejada en otros.
Me cansé de no hablar de lo que quiero hablar de la manera en que quiero.

Me cansé de callarme para no molestar
y estoy tan cansada que ni siquiera voy a decir todo eso
que se etá pudriendo en mi pecho

Me cansé de que se esfuercen por mí, y que terminen cambiando sin darse cuenta.
Yo nunca les pedí eso.
Yo quiero ser única.
Yo quiero que todos sean únicos.
No mediocres copias, hablando igual, haciendo lo mismo.
Al final, ejércitos.


Me cansé de llorar en silencio y secarle las lágrimas a otros,
y no quiero que sequen las mías, se evaporan solas y a eso me acostumbré;
pero me gustaría que piensen un poquito, sólo un poco,
si no me están lastimando mucho...


Quizá sea yo quien se mutila el alma
de tanto pensamientos atascados
que pugnan por salir desbordados de alguna manera
Y eligen las plabras, escupir, vomitar, todo esto.

Tanta cosa rara. Todo caótico.
Con el tiempo se irá.


Yo sólo quiero estar de nuevo en mi pasado.
En mi ilusión de calma y armonía,
en el sol de las tardes que parecían eternas...

Yo no quiero saber las cosas que pasasron y que sé,
quiero volver (volvamos)
a los tiempos primigenios
en que solamente éramos lo que éramos
cada cual a su manera,
sin historias en la espalda
sin palabras atragantadas

...empezando a ser.
Vírgenes de dolor y pelea.


Soy tan joven y lloré tanto, y con el tiempo todo se va.
Tonta.
Tontita.

Pero cada vez estamos más y más cerca de...

Más y más cerca de tener que dejar de decir que todo se va

Esto no se va
Esto se queda
Esto se pudre.








Esto lo callo, esto me lo guardo y me voy por otro camino.
Nuevo camino, otro que esté sin usar...
Un camino alejado de esos que tanto me ilusionaron... Otro camino, solitario y propio.

Estar acompañado no es marchar en un escuadrón
haciendo todos lo mismo...
Estar acompañado es invitar la sombra del jardín
y llorar
y no tener amargos recuerdos

Es absurdo decir que estamos compartiendo cosas
Estamos actuando y fingiendo. Están. Estoy. Estás!!!.
A mí, esto de la introyección-proyección, me cansó.






Prefiero ser yo ante mí, me cansé de ser juzgada, imitada, remedada, despreciada...

Me cansé de mí y de todo lo que me rodea, me cansé de cansarme siempre y de volver a levantarme, y de portar la actitud de que "acá no pasó nada"...


¡¡¡Si acá pasó de todo!!!

pero todo se va.




domingo, 25 de mayo de 2008

Fotógrafos del abismo.



Necesito algo que me haga levantar.

Necesito algo que me pegue de verdad.

Necesito un sol, necesito un Dios,

un destello entre la inmensidad
(D.L y el Sr. O)


(Sos la mariposa que se escapa entre las nubes)
y es difícil descifrar adónde va...

viernes, 23 de mayo de 2008

jueves, 22 de mayo de 2008

A.Un. Amigo.Lejano.

Mis ojos, mis ideas, mi imaginación, mi facilidad para el delirio,mi capacidad de enternecerme,mis amigos, mi mundo...Se los presto un ratito, que juegue con ellos, que sonría de verdad...
Quiero que no llore, quiero que él sea feliz

(y quiero tantas otras cosas que ya entro en el tema de caprichos y deseos)


Él. Está lejos, lejos de mi alcance físico, y solo en medio de un montón de gente que vive corriendo de un lado al otro y que no se detiene a escucharse. Si estuviera cerca, si todo fuera diferente, quizá lo nuestro no sería tan lindo como es, no habría conexión ni comunicación ni existiríamos el uno en el mundo del otro; viviríamos ajenos a que hay alguien como él, como ella, que existe y con quien charlaríamos amenamenamente. Por eso, las cosas están bien así, dentro de todo esta distancia nos salva y une.

Estas suposiciones con verbo en condicional me enloquecen. No me gustan, eh.

Es tan raro sentir a alguien lejano que quizá en unos años echemos en el olvido. Me pasó tantas veces, unirse espiritualmente a alguien y luego, al olvido, a la indiferencia, "a otra cosa mariposa, nos vemos luego"...

Más o menos, dependiendo de cada uno, nuestra historia de vida es una suerte de vivencias y olvidos, omisiones de nuestra mente que nos quiere proteger o quizá la indiferencia profunda de nuestro corazón...

Hoy estás, acá (señalo con un dedo mi pecho, cárcel de mi corazón) pero dentro de unos años, no sé, quizá te vayas de ahí (corazón) y ya ni recuerde tu nombre. Y veré algo relacionado a vos y sentiré un gusto amargo en mi mente..."por qué eso me recuerda a algo?...qué olvidé?".

Me limitaré al presente. Tengo ganas de tener acá cerca. O de estar cerca tuyo.

Quisiera ver cómo son tus ojos y cómo son tus manos, y familiarizarme con el tono de tu voz. Quiero llevarte conmigo en la memoria, constantemente, quiero verte reír y saber que sabés que podés contar conmigo. Y quiero más que todo eso que me digas que todo se solucionó y que comprendés la belleza de la vida, o que por lo menos ya no duele tanto.

Sos increíble. Serías un excelente amigo, en la vida real, amigo para mates y teres y salir a caminar sin razón alguna, amigo para ver cómo se va el sol y para llorar estando ebria... Un obsesivo y quizá insoportable pendejo, depresivo y a veces, sin querer, seguro, con malhumor. Como todos, como yo. Eso sería tiernamente adorable,y te perseguiría por la calle para que no dejes de hablarme y no te alejes de mí.(hasta que yo misma sin querer me termine alejando)

No renuncio a la fantasía de alguna vez encontrarte, ¡porque no es imposible!, y ver cómo sonreís, y hablarte; y si puedo, si me dejo, escucharte más y más, y matando al mundo que no nos gusta y encerrándonos en nosotros (capullo colectivo, por un rato), sentir alegría de estar aparte y lejos de todo daño verdadero. Un rato de calma, un poco de vuelo absurdo, interplanetario y espiritual; vamos juntos, lejos, vamos a mirar nuestras vidas desde lejos y sonreír porque... seguro que hay algo gracioso en todo esto.

Te doy mi tibieza, mi loca tibieza, comparto contigo mi desordenada mente, a ver si te puede ayudar...O hacerte reír, aunque más no sea...

Yo no soy... la mejor, la peor, la más especial,... pero soy única, como todos lo somos, y desde mi cielo te tiendo la mano, te dedico mis palabras y mis pensamientos. Si alguien te lastimó tanto como para no poder perdonar a pesar del tiempo y la distancia, o si fuiste vos mismo quien creaste un laberinto (quizá similar al mío) en el que te encerraste obstinadamente y ahora, ya no podés salir...Yo no sé las causas de todo esto, las razones; que se yo de ayudas-consejos-abrazos para mejorar el ánimo...

Yo desde lo que soy, desde donde estoy y hasta donde puedo llegar, quiero que mejores anímicamente, y no puedo hacer más... leerte, tratar de tocarte a pesar de los kilómetros y las evidentes diferencias que tenemos...
Me invade una sensación de impotencia y pequeñez; y nuestras charlas son un arma de doble filo, como si bordearan un límite entre lo que es cálido, por su contenido, y frío, por las circunstancias reales (la distancia, el tiempo, el alcance de uno en la vida ajena, la soledad a la que no se puede vencer en cierto plano).


No me queda mucho más que decirte, sólo que deseo sincerament que mejores, que no te pierdas en la tristeza, ya que lo viene después es aún mejor. La felicidad que podés alcanzar si te recuperas de esta crisis es inmensa, magnífica. Estoy segura.

Si encontrás motivos tontitos para sonreír, esos motivos también te harán considerar la vida de otra manera... No puedo marcarte esos motivos, no puedo dártelos, pero puedo asegurarte de que existen y de que depende de vos, del 'click' en tu cabeza, el hallarlos y poder derrumbar para siempre esos pilares de depresión...
(ARGHHHHH, destruílos!)
Reír como un loco, ser feliz sin motivos y olvidarte de esas tristezas, orinar encima de ellas!, ay, no puedo expresarlo bien. Jugo de naranja, yerba mate, sol, Anilina, dibujos locos, la vida es un absurdo; entendés? :)

Te quiero a la distancia, y te valoro un montón, vos estuviste cuando necesité a alguien y no podía mirar a los ojos a ninguno de los que me rodean... espero que esto, esta copada amistad, no quede limitada a una cyberrelación de mis años adolescentes. No sé, algo que dure un poco más, hasta entrar en la adultez de lleno. Eso ya depende de nosotros y de las circunstancias que enfrentemos en el futuro.

Por ahora, rezo por vos (♪)

Le rezo a mis dioses, a mis ganas, a mis deseos y a lo que puedo hacer, le rezo a tu persona para que resista, le rezo a la vida para que no sea tan injusta, le rezo a todo para que todo se normalice.

Te abrazo a la distancia, y me largo a vivir sin miedo porque sé que en algún lado estás y que
esperas algo, pequeño, de mí. Quiero que te lleguen mis tontos motivos que me sostienen, quiza te sirvan o te inspiren para hallar los tuyos. Yo aguanto, estoy bien, acá estoy bien porque ya me hice fuerte luego de tantos llantos. Vos me ayudaste mucho a encontrar lo positivo, y nunca tve que pagar aningún especialista porque te tenía a vos.
Me gustaría tenerte conmigo AcÁ (señalo el piso) para que también estés bien, pero me parece que la tierra de la vinchuca no te gustaría, que este calor te volvería loco, que la tierra colorada te daría tanto tanto asco que hasta sería gracioso...

Sonríe, sonríe!, yo te pienso y recuerdo siempre, y te quiero -cuidar.

:)

jueves, 15 de mayo de 2008


a veces a veces a veces
quiero que mi espíritu se escape en un suspiro
y se vaya bien lejos,
en el éter mismo del cosmo fantástico,
que llegue hasta donde él quiera,
sin fijarse metas
o eligiendo por destino estrellas muy lejanas.

Quiero que se libere de mi cuerpo,
(esta material prisión)
flácido y contaminado, con gránulos y joroba,
él merece algo más.
Siempre supe que era algo más, mucho más que un reflejo mío.
O quizá si, eso, pero yo un reflejo de él.

Quiero liberarlo, alentarlo a huir de mí.
Espantarlo.
Por su bien, quiero que no esté conmigo durante un tiempo
que por un momento largo mi espíritu no sea yo
no sea yo frente al espejo
no sea yo frente al mundo
frente a cada uno de los seres y de las cosas
y de las cosas....

Y QUE SEA SIN SER
FRENTE A NINGUN TESTIGO.

Darle ánimos y cariño, arroparlo unos instantes, decirle dulcemente "te voy a esperar, te voy a extrañar, pero es preciso que te marches ahora mismo y traigas un poco de calma sideral"

Que mi espíritu se vaya con la primera brisa de la mañana.
Y yo como humana, programada para vivir tras estos largos años de entrenamiento,
seguiría mi vida extrañando a mi alma,
soportaría sólo por volver a tenerlo.

Haría lo mismo de siempre, pocos notarían el cambio
("Estás rara, ¿que te pasa? ¿por qué esa repentina tristeza? ¿por qué los ojos brillantes y ausentes?")
Le escribiría poemas y sonetos
y lo recordaría al mirar el cielo.


Y sé lo que pasaría. Lo sé, lo siento como un latido, no es una idea abstracta.
Siento latir los hechos.

Y cuando vuelva, envuelto en una sustancia etérea, charlaríamos.
Me preguntaría: "¿Ya llegó? ¿Conoció el jardín, le mostraste tus flores imposibles? ¿Soportó el sol de la tarde bajo la sombra de esos árboles viejos?"

Y le diría, ¡tan infelices somos!, le diría sonriendo: "No, no llegará. A los árboles y su débil sombra no los soporta nadie, y hasta el jardín nadie llega porque se aburren por el camino. Basta de simbolismos, flaco. Contame acerca de los cometas y de cómo me veo desde la luna"

Y de nuevo, soledad. Y de nuevo, resignación.
La calma sideral, regalo de mi espíritu, veremos cuánto ayuda.
El éter helado lo volverá fresco, no frío. Yo lo abrigaré.

Y nosotros, a respirar hondo y seguir, que el jardín no muere y a los árboles nadie los toca.

sábado, 19 de abril de 2008

Excusas para no llorar.

Nos conocíamos de antes, desde antes de nacer. Ya habíamos vivido toda una vida juntos, o quizá varias, y nos volvimos a encontrar en esta para saludarnos simplemente. Fue inmediato, fue aprsurado, incluso fui imprudente al subir de golpe tan alto. La caída fue tan dolorosa.
Y fue hace tanto tiempo.

Será acaso que vos me lastimaste antes de esta vez, o que yo sin querer queriendo te dejé ir, mil veces antes, sin poder arrepentirme nunca por completo y equivocándome de diversas maneras. Acaso yo te amé, acaso vos también me amastea tu manera; pero hubo algo que nos hartó y nos hizo separarnos sucesivamente, a través de las vidas, y algun pequeño retazo de deseo secreto hizo que esta vida volviera a juntarnos, sólo para saludarnos.

Habrás conocido todos mis defectos, y habré colaborado en tu extraña manera de ser. Y nos arrastramos cósmicamente, y yo ahora no soy casi nada para vos o quizá soy un poquito, y eso nunca me animaré a preguntártelo, porque por cobarde te dejé ir o porque alguna parte de mí sabía que no estarías conmigo mucho tiempo... Nos saludamos, dejamos una marca en la vida dle otro y seguimos con nuestro camino. Tu persona será siempre un misterio para mí, y mi vida no es de mayor interés para vos.

De a poco, en estos días, llega la tarde, va manifestándose cada vez más el sol, escucho música y pienso qué hacer, a dónde ir. Y pienso en vos, y pienso en él, e imagino a un nuevo ser que aparecerá un día portando todas las cualidades que ando buscando en una sola persona. Pero se va el sol, y no hice nada, y nunca apareciste de nuevo y a él tampoco le importa mucho lo que me pase. El nuevo ser, no existe, nunca aparecerá así tal cual lo espero.

Me lamento y me quejo, y la vida con el sol pasa a mi lado. Te extraño sólo porque me quedaron muchas cosas que decirte y agradecerte; y porque en otras vidas anteriores tampoco te las pude decir.


Quimicamente quizá me falte algo, y como siempre vuelvo a pensar e nuestras charlas del nunca jamás.

Y el otro, pero nada, nada de nada, sólo contemplarlo para empezar a extrañarlo, y no salir nunca de ahí.

martes, 8 de abril de 2008

¿Cómo tender mi mano ahora, lo suficiente para sacarte de ahí?
¿Cómo alcanzarte en tu infierno retorcido y complicado, en el que cada vez más te vas hundiendo como si no supieras que la salida es para el otro lado?

¿Qué te puedo decir de todo esto?

Que se yo, realmente no sé.
Sólo sé que quiero lo mejor para vos.
Y estoy extremadamente segura de que esto que pasa
que te pasa
que haces
que buscas
y querés...
no es lo mejor.

Si me canso de gritarte, es que sólo quiero despertarte
(((♪)))




Si te queda un poco de raciocinio en la cabeza, escuchame. Y analizate.

domingo, 30 de marzo de 2008

♥ PELA ♥ :)



La vida, todo se nutre de la vida, de lo que nos pasa, lo que decidimos hacer y lo que nos sucede, todo lo que escribí desde siempre se alimenta como una garrapata de lo que yo considero vida.

La vida, que nos rodea, que a veces nos recuerda a esa alegría de estar boca arriba flotando en el río con los párpados cerrados y viendo todo como rojo o naranja, sintiendo el sol quemando, sintiendo el agua a nuestro alrededor; y otras veces, la misma harpía vida nos hace llorar mucho y a escondidas, sin disimular las bolsas bajo los ojos luego de tanta catarata ocular...

Boludo, hablamos mil veces de la vida.
Sin darnos cuenta de que tocábamos el bendito y eterno tema de cualquier doctrina filosófica, de cualquier planteo masomenos serio e importante, de cualquier individuo que se pone a pensar un día en que esa hamburguesa que come alguna vez fue una vaca que estuvo pastando por la Pampa...

Todos pensamos alguna vez en qué somos, qué queremos...Si somos el centro de todo (y todos nos mienten y simulan para vernos actuar, para vernos a nosotros y prestarnos mucha mucha atención pero sin decirlo nunca) o si somos bichitos a nivel cósmico y seremos polvo, sin pinchar ni cortar en la vida de nadie.
¡Pero si habremos reflexionado acerca de eso, vos y yo, en cualquier situación dónde se preste el tema!

También hablamos de cosas más cercanas, viste, de eso de los cambios, las idas y vueltas que pegamos cada año, las cosas que no podemos cambiar y las que decidimos día a día...

Es decir, pensemos, lo pienso yo y te quiero compartir mi pensamiento: vivimos y cambiamos, dejamos hábitos y personas, agregamos nuevas ideas y vicios a nuestra vida, somos un poco como las nubes mutables (te acordás?, Ituzaingó, la playa, el cielo. Nosotros mirando todo, nubes y sol, un horizonte verde del otro lado, el fresco río hasta nuestra cintura... ) y otro poco como árboles, arraigados y en expansión... como sujetos irremediablemente a la tierra pero con la posibilidad de tocar cada vez más el cielo.

A lo que voy es que es ZARPADO como las cosas cambian, y cómo pasa el tiempo. Ya nos veo grandecitos, yo casi mayor de edad, vos con bigote y queriendo dejar de fumar.

Y lo nuestro empezó hace bastante tiempo, y fue muy raro, negativo incluso; mi primera idea de tu persona fue "uh, este pelotudo le pegó un balazo a Ika", y a medida que pasaba el tiempo yo te definía como un loco inmaduro que jodía y jodía y jodía, y vos me decías que yo era "muy mamá"...
Bastante mal, eh?.

Nos miramos ahora, a nosotros, y a nuestras vidas en particular, y todo es bastante diferente.
Vos te fuiste a estudiar a otro lado, yo no sé que hacer de mi vida; ya te estás tomando las cosas en serio, y yo me cansé de ese oficio de mamá prematura y a veces no aguanto las ganas de irme a trotar por el país y reírme porque llueve; ya no hay Interact que nos una por obligación, todo contacto depende de nosotros...


Yo no podría precisar el momento exacto en que empezamos a ser amigos, sin Interact o Ika u otras personas de por medio... Ahora que intento esclarecer todo, sólo puedo recordar que venías a tomar teres de agua a mi vereda, que me contabas de tus cactus y de árboles, que me escuchabas algunas cosas y me hacías reír (por fin, aprendí a reír más, a dejar de lado mi seriedad y amargura) ... Recuerdo que viajamos a un par de lugares y hablamos mucho de cosas que se fueron...o esas mañanas en casa, vos fumando y yo cocinando... o paseando por la ciudad en auto, y trayéndome a mi casa a la madrugada...

Si lo pienso bien, sos re groso, re importante, re copado para mí. Ahora, ya sos mi amigo, uno de mis mejores amigos, y nunca hubiese planeado que seas eso. Simplemente se dio, y me doy cuenta cuando recién reconozco que puedo pasar toda la madrugada hablando con vos como no lo puedo hacer con otros. Hablarte y escucharte, que haya comprensión, que haya conexión, que recordemos e imaginemos cosas.



Qué hermoso es tenerte en algún lado, para mí, cuando te necesito.
Debemos estar agradecidos, somos un grupo (últimamente débil,mutilado, bastante cambiado, pero grupo en sí) de amigos bastante lindo. Yo por lo menos lo veo así, yo estoy tan feliz, son como mi río y yo flotando en ustedes, yo feliz de estar ahí.


Yo te agradezco personalmente que hayas aceptado a esta mamá, a esta pendeja malhumorada y ciclotímica que lastima sin querer, que ama y nunca jamás lo puede demostrar...
Yo te adoro, te quiero tener siempre como amigo, y ya no me molesta (bueno, ya no me molesta TANTO) que otros también compartan la amistad... Lo nuestro es único, ambivalente, agresión espontánea y cariño irreprimible.Gracias.

Creo que dentro nuestro, siempre estaremos solos en algún plano. Hay cosas, lugares, rincones de nuestro interior, a los que nadie puede acceder... Yo tengo un laberinto, una cosa terrible y retorcida dentro mío, y me resigné a que nadie pueda conocerlo del todo, y estoy contenta igual porque puedo extender mi mano y tocar la tuya, y dejar un rato al laberinto en paz, y ser simplemente...

A la vida le agradezco que me haya cruzado con vos, que me haya permitido inconscientemente crear un lazo afectivo contigo y que ese lazo sea estable. Y sincero, porque la sinceridad nos salva, la incomunicación nos mata. Recordemos eso cuando las cosas dejen de funcionar tan bien como ahora. Mandémonos a la mierda cuando sea necesario, para volver a hablar enseguida y bien, como antes, como siempre...

En fin, digamos que...
Te quiero con tooooda el alma, y si soy tonta y a veces me olvido, vos sabrás comprender porque sos tan distraído y olvidadizo como yo.
Y si hacés algo que no me guste, yo te lo digo, y hablamos y vemos de qué manera seguir. no te quiero cambiar ni un poquito, que seas como sos por siempre o hasta que surja algo dentro tuyo que te haga cambiar.



Y si te parece que este texto está incompleto, coincidimos.Me quedan muchas cosas que decirte, pero se resume en....




GAOU!


te adoro yquiero y valoro Pela, amigo mío-♥